El final de nuestro tercer año es buen momento para agradecer y hacer balance. Muchos participan y apoyan nuestras actividades. Hemos alcanzado la mayoría de los objetivos propuestos y eso nos estimula a redoblar esfuerzos. Esperamos seguir sumando personas y recursos para que cada día haya más gente educada en diabetes. Gracias!